Tel No. +58 (212) 286-31-15

Blog

DISFUNCIÓN ERECTIL

14/05/2021 - Leído 10413 veces

Urología

Aunque para muchas personas sea un tema tabú, la disfunción eréctil es algo tan habitual que algunos estudios realizados en diferentes países determinan que afecta a más 50% de la población masculina mayores de 40 años. En España los datos indican que la disfunción eréctil tiene una prevalencia del 25% entre los varones mayores de 40 años. En términos generales afecta a uno de cada cinco hombres .


Aunque muchos hombres son renuentes a hablar de este tema es importante darle naturalidad y, sobre todo, consultarlo con el médico dado que en ocasiones es un síntoma de enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el colesterol o una déficit de testosterona . Además, la disfunción eréctil es una complicación habitual tras los tratamientos de cáncer de próstata dado que los nervios responsables de la erección se encuentran muy cerca de este órgano y pueden verse afectados, temporal o permanentemente, durante el tratamiento.


Pero, ¿qué se considera disfunción eréctil? Se trata de la incapacidad para conseguir o mantener una erección suficiente para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria durante un periodo mínimo de tres meses. Existen diferentes grados de esta alteración y para determinarlos hay cuestionarios en los que se pregunta sobre confianza, firmeza o satisfacción para determinar si es leve, moderada o grave.


En esta situación, lo principal es descartar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular o metabólica de la que pueda ser síntoma la disfunción pero también hay causas psicológicas : la ansiedad o la depresión así como los problemas con la pareja pueden afectar al acto sexual. Los problemas laborales o familiares, la fatiga, la inapetencia o el insomnio pueden también desequilibrar los reflejos sexuales provocando disfunción eréctil.


Tratamiento


Según cuáles sean las razones de la disfunción, así será el tratamiento. Para empezar es recomendable adquirir hábitos de vida saludables con una buena alimentación e hidratación y una dieta equilibrada en el marco de una vida activa. Dejar el tabaco y el alcohol también es muy recomendable. También es recomendable la ayuda psicológica ya que favorecerá la recuperación y trabajará la falta de autoestima que muchos hombres sufren por esta causa.


Además de tratar las enfermedades de base y las consecuencias psicológica, existen diferentes tratamientos basados en aumentar el flujo sanguíneo siempre que haya estimulación sexual por lo que se administran mediante píldoras antes del acto sexual. Estos medicamentos deben ser siempre prescritos por un médico.


Más allá de coito


Cuando se piensa en el sexo es habitual centrase en el coito o en la penetración (empuje vaginal) otorgando al pene erecto todo el protagonismo y responsabilidad del placer sexual. Sin embargo, el sexo va mucho más allá ya que el principal órgano del placer es el cerebro . Centrarse en el placer y en el disfrute de la relación sexual permitirá mantener relaciones sexuales completas sin necesidad de erección y para el caso de disfunción eréctil por razones psicológicas incluso facilitará la erección.


¿Qué se puede hacer?


  • Dedicar tiempo a la intimidad más allá de los genitales favorece también la mejora de los problemas de disfunción eréctil.
  • Se pueden realizar masajes que favorezcan la estimulación suficiente
  • Es importante participar en juegos previos tomando el tiempo necesario
  • Otra opción es ver películas eróticas juntos



Fuente: Salud

Regresar